Trastorno Obsesivo Compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones de forma recurrente. Estos síntomas deben ser lo suficientemente graves como para producir un malestar significativo, una excesiva pérdida de tiempo y un deterioro de la rutina general. Las personas con TOC, por lo general, suelen dedicar varias horas al día al pensamiento obsesivo y a realizar las compulsiones que lo calman. Esta dedicación y malestar generados suele provocar también un deterioro llamativo en la actividad cotidiana. La vida social se puede ver reducida, así como el rendimiento laboral y la confianza en uno mismo. En algunos momentos, el paciente llega a ser capaz de reconocer que lo que le ocurre es excesivo o irracional.

Open chat
Necesita ayuda?
Necesita ayuda?